BUEN EMBALAJE

¿Por qué es tan importante un buen embalaje?


En la mayoría de las ocasiones, cuando tenemos que realizar un envío, utilizamos el embalaje original del producto que queremos enviar, siendo este, en muchos casos, aunque no lo parezca, deficiente para garantizar su seguridad para un envío individual, por agencia de transporte, dado que este embalaje, está pensado para ser transportado junto con otros de similares características en palets desde origen a destino, donde el envío no sufre manipulaciones ni estibas continuas.

Debemos de tener en cuenta, que un envío, se manipula como mínimo desde que es recogido por el repartidor, hasta que es entregado al destinatario final, en no menos de 12 ocasiones, (Recogida en su domicilio, descarga en agencia, carga en vehículo con destino a nave central más próxima, descarga y carga en cinta, descarga de cinta o carga en trailer de ruta, descarga en trailer de ruta, carga y descargar en nave de transbordo, carga y descarga en trailer final provincia de destinos, carga en vehículo de reparto y descarga entrega final al cliente).

También nos encontramos con el concepto de “RECICLAJE”, o reutilizar cajas que tenemos en casa o que nos consiguen, protegiendo el producto, en el mejor de los casos, con plástico de burbuja de baja densidad, papeles de periódico o cartón, no reuniendo ni un mínimo de condiciones necesarias para conseguir dar una correcta protección al producto que queremos enviar, pensando que la agencia lo transporta como nosotros en el maletero del coche y la realidad es que nuestro envío va conjuntamente con miles de envíos más, sufriendo golpes, roces, arrastres y compresiones por estar apilado entre otros envíos.

En alguna ocasión nos desplazamos a comprar todos los elementos necesarios para enviar nuestro producto a tiendas de barrio (Ferreterías, Tiendas de 1 € …), Centros Comerciales especializados (Leroy Merlin, Bricor, Brico Stock,….) o Centros Comerciales (Alcampo, Carrefour, El Corte Ingles,….) y nos encontramos con:

  • Un máximo de 3 o 4 modelos de cajas, que en la mayoría de los casos y como norma general, no se adaptan a las dimensiones del producto que deseamos enviar, esto origina que debamos de adaptar la caja que hemos adquirido, cortándola y debilitando el embalaje. (coste medio de embalaje de 1,20 € a 3,5 €, con compra mínima en la mayoría de los casos de 5 unidades)
  • Un plástico de burbuja de baja densidad y volumen pequeños que se suministra en bobinas, (obligando a comprar mas producto del necesario) de calidad no profesional (el embalaje profesional es de mayor densidad y volumen = calidad), que no garantiza la integridad de producto que enviamos. (coste medio plástico de burbuja 4,98 € a 6,95€)
  • Cinta de embalar, (nuevamente nos origina un sobrecoste) utilizamos a lo sumo 4 metros, cuando adquirimos un rollo de 66 metros. (coste medio 1,25 € a 2,45 €)

Esto origina unos costes (no incluido el desplazamiento a estos centros comerciales para su compra) de un mínimo de +- 7,43 € + el transporte de producto al destino final.

O por último, buscamos todos los elementos necesarios para enviar nuestro producto, en internet, en empresas especializadas, donde si que vamos a poder encontrar soluciones aptas, para embalar nuestra mercancía pero donde.

  • Compras mínimas de entre 5 y 50 cajas (coste mínimo de 5,35 €)
  • Un plástico de burbuja que se suministra en bobinas, (obligando a comprar mas producto del necesario) de calidad similar y no especializado (el embalaje profesional es de mayor calidad), que no garantiza la integridad de producto que enviamos. (coste medio plástico de burbuja 4,98 € a 6,95€)
  • Cinta de embalar, muchas paginas nos obligan a realizar compras mínimas de 5 a 36 rollos (nuevamente nos origina un sobre coste cuando solo utilizamos a lo sumo 4 metros, adquiriendo un rollo de 66 metros. (coste medio 1,25 € a 2,45 € )
  • Gastos de envío, por no llegar a una compra mínima, que oscilan entre 6€ y 15€ por envío.

Nuevamente nos encontramos que para realizar un envío, necesitamos desembolsar una cantidad de dinero en material que en muchos casos no vamos a volver a utilizar, con el sobrecoste que esto origina al usuario particular. (Coste mínimo 17,5 € + el transporte de nuestro envío al destinatario final )

“En este último periodo, la recepción de un producto estropeado es el principal problema en las compras online por encima de retrasos en la entrega, que se sitúa en segundo lugar. Ambas incidencias junto con la decepción con el producto recibido (no era lo ofrecido en la web, tercera incidencia en el ranking) se incrementan en este último año”.

Qué hacer si llega una compra online en mal estado.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.